Buscar el sitio    
 
FaceBook  Twitter  YouTube
Inicio / Congresos
Imprimir

Al iniciarla segunda década de su realización, el XI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas fue sin duda una ocasión propicia para abordar un tema de especial relevancia: La capacitación del personal bibliotecario, componente fundamental para elevar la calidad de los servicios y la modernización de las bibliotecas públicas. Bajo el tema general “Nuevas perspectivas de desarrollo para el bibliotecario”, en su undécima edición, el Congreso Nacional, que se llevó a cabo los días  24 y 25 de octubre en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, de la UNAM, congregó a  miembros de la Red Nacional, especialistas, profesionales, estudiantes y público interesado en el tema de las bibliotecas, a fin de propiciar el análisis y la discusión para proponer nuevas alternativas para el desarrollo de la labor bibliotecaria, apoyada por conceptos y herramientas actuales orientadas a la atención de las crecientes necesidades de los usuarios.

Con una concurrida asistencia que rebasó el millar de personas, la ceremonia inaugural fue presidida por la Presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Consuelo Sáizar, quien destacó la labor de la Dirección General de Bibliotecas en el ámbito de la formación del personal bibliotecario, que ha sumado a la capacitación presencial la modalidad a distancia, así como la certificación de capacidades y conocimientos avalados por la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía, programa que permitirá a los más de 15 mil bibliotecarios públicos obtener un reconocimiento académico que respalde y fortalezca su trabajo, al tiempo que contribuya a reducir la alta rotación del personal en las bibliotecas de la Red Nacional.

Acompañada por el Secretario de Educación del Gobierno del Distrito Federal, Mario Delgado Carrillo; el Director General del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, Sergio Raúl Arroyo; el Director General de Bibliotecas de la UNAM, Adolfo Rodríguez Gallardo; el Director de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía de la SEP, Joaquín Flores; el Presidente de la Asociación Mexicana de Bibliotecarios A.C., Óscar Saavedra; el Director del Centro de Entrenamiento de la Dirección General de Televisión Educativa de la SEP, Salvador Camarena Rosales; el Director de Biblioredes de Chile, Alberto Gil Lajaña, y el Director General de Bibliotecas del Conaculta, Fernando Álvarez del Castillo, Consuelo Sáizar hizo entrega simbólica de los primeros 800 certificados de capacitación con el aval de la ENBA, a bibliotecarios de 18 estados del país, y afirmó que, como parte del programa de desarrollo tecnológico impulsado por el Conaculta, el sistema bibliotecario de México se transforma al implementar un modelo de formación integral que responde a los retos de los bibliotecarios y a las exigencias de las bibliotecas públicas del siglo XXI, el cual implica el desarrollo de una sólida plataforma académica que comprende la elaboración de contenidos, la realización de nuevos manuales para el aprendizaje, la producción de videos y asesoría especializada, entre otras actividades orientadas a proporcionar a los bibliotecarios una alternativa viable para su desarrollo.

Con el firme convencimiento de que la profesión bibliotecaria contribuye significativamente al desarrollo cultural y educativo del país, la Dirección General de Bibliotecas convocó en esta ocasión a especialistas y profesionales de diversas disciplinas para plantear y prefigurar, mediante un diálogo realmente colectivo e interdisciplinario, mejores esquemas de funcionamiento y de servicios bibliotecarios que respondan con mayor eficacia a los tiempos modernos.

Así, la conferencia inaugural estuvo a cargo de Alberto Gil Lajaña, Director de Biblioredes de Chile quien, con el tema “La biblioteca pública y su aporte a la formación de capital humano”, resaltó el papel de la biblioteca pública como un espacio para la formación continua, y aseguró que éstas deben dar cuenta de las necesidades de sus comunidades, por lo que el bibliotecario debe aprender a gestionarlos medios para lograrla sustentabilidad de estos espacios.
El programa académico estuvo conformado por las mesas de análisis “Alternativas de formación y desarrollo del bibliotecario público”; “La biblioteca pública como centro cultural”, y “Sustentabilidad de la biblioteca pública”, en la que participaron expertos y especialistas en diversos ámbitos del quehacer cultural y bibliotecario.

En “Alternativas de formación y desarrollo del bibliotecario público”, se planteó que el bibliotecario debe ser un mediador formado e informado, que su ámbito no se limite al espacio físico de la biblioteca, sino a participar con la comunidad a la que sirve, misma que cambia día a día y el bibliotecario tiene que hacerlo mediante la capacitación y la participación en redes profesionales, aunado a la realización de estudios de licenciatura y posgrado no sólo en México sino en el extranjero, lo que dará como resultado más y mejores servicios en las bibliotecas y por ende un mayor número de usuarios. La biblioteca, se dijo, es un espacio vivo y cambiante, un espacio que convoca.

Respecto al tema de la biblioteca pública como centro cultural, se mencionó que ésta constituye un lugar preponderante en la difusión y construcción de la cultura contemporánea, más allá de ser el un lugar donde se guardan los libros.

Además, que las actividades que se llevan a cabo en ella, obviamente repercuten en la sensibilidad de la sociedad, ya que es un medio de abastecimiento cultural público importante porque atiende a distintas generaciones y clases sociales.

En la última mesa de discusión destinada a la sustentabilidad, se propuso la posibilidad de aprovecharlos edificios históricos para la instalación de bibliotecas, en los que se permita el ahorro de energía por el aprovechamiento de la luz natural y de las condiciones del entorno, así como promover el desarrollo socio-ecológico. Por otra parte, se expuso que los medios de comunicación masiva son un recurso importante en el apoyo a la realización de sus programas.

Adicionalmente, se llevó a cabo la plática “Nuevos contenidos en servicios digitales” dirigida por Óscar Saavedra, presidente de la AMBAC, y Héber López, colaborador de la DGB, en la cual se mencionaron diversos recursos tecnológicos que las bibliotecas públicas pueden aprovechar para ampliar su acervo y oferta de servicios, así como la opción de capacitarse a través del modelo a distancia, el cual ha implicado la construcción de una plataforma tecnológica que actualmente cuenta con cinco mil 159 correos electrónicos activos en la red virtual de bibliotecas públicas.

En este foro destaca la presencia, como cada año, de empresas proveedoras de productos y servicios en el ramo, así como la realización de la reunión de Coordinadores Estatales de
Bibliotecas Públicas en la que se contó con la participación del Director General de Vinculación Cultural del Conaculta, Antonio Crestani, quien presentó a los responsables bibliotecarios distintas alternativas a las que actualmente pueden recurrir, aprovechando mecanismos financieros institucionales, para la gestión de apoyos y recursos destinados al mejoramiento de la infraestructura y el equipamiento de las bibliotecas públicas.

Asimismo, como parte del programa de actividades del XI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, se llevaron a cabo los talleres Habilidades informativas en recursos digitales, Ludoteca,
Jóvenes y nuevas tecnologías, El posicionamiento de la biblioteca pública en su comunidad, lectura en voz alta y narración oral, Arteterapia, Servicio de información a la comunidad en la biblioteca  pública, Evaluación de servicios bibliotecarios, Estrategias de fomento a la lectura, y Conservación de fondos especiales en bibliotecas públicas, todos ellos impartidos por especialistas en el ámbito bibliotecológico, de fomento a la lectura y sistemas digitales, los cuales estuvieron encaminados a enriquecer el intercambio de experiencias, así como la formulación de propuestas en la búsqueda del mejoramiento de los servicios bibliotecarios, en respuesta a la necesidad del personal de estar actualizado ante los constantes cambios y retos que enfrenta día a día en sus centros de trabajo.

Después de la lectura de las conclusiones del Congreso Nacional, realizadas por María Josefa Santos, investigadora de la UNAM, con el apoyo de Robert Endean Gamboa, en la ceremonia de
clausura el Director General de Bibliotecas del Conaculta, Fernando Álvarez del Castillo, afirmó que una de las grandes satisfacciones que deja este foro, es el acercamiento desde muy diversas perspectivas al tema de la profesionalización del personal bibliotecario, y se congratuló de que la DGB sea partícipe de la puesta en marcha de estas nuevas alternativas de formación para los bibliotecarios.

“Es un privilegio —dijo—, trabajar en esta noble vertiente de la cultura y de la educación de nuestro país”.

Finalmente, agradeció al público asistente, a los conferencistas, ponentes y moderadores que intervinieron en las mesas de discusión, a los talleristas, coordinadores estatales e instituciones y empresas patrocinadoras, así como al personal de la DGB que participó en la organización de este foro, que se reafirma como punto de encuentro para el intercambio de opiniones que enriquecen el camino de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas