Buscar el sitio    
 
FaceBook  Twitter  YouTube
Inicio / Red Nacional de Bibliotecas Públicas
Imprimir

Descargar archivo en PDF

TEMA

PROPUESTA DE CONTENIDOS

Servicios

Los servicios que otorgan las bibliotecas públicas permiten garantizar a todos los ciudadanos la igualdad de oportunidades para el acceso al conocimiento, la recreación y el  desarrollo personal, así como diversidad y actualidad en contenidos, formatos y soportes. Por ello la legislación deberá considerar que las bibliotecas públicas presten servicios básicos gratuitos, tanto dentro de sus locales como en la comunidad, promover su actualización a fin de responder a las necesidades de la población, diversificarlos con el apoyo de las tecnologías de la información y comunicación, ampliar y desarrollar servicios dirigidos a grupos específicos con necesidades particulares y facilitar la accesibilidad física, así como al conocimiento y recreación a todas las personas.

Se propone incluir los siguientes servicios:

  • Servicios básicos gratuitos: Préstamo interno con estantería abierta, Préstamo a domicilio, Consulta, Orientación a los usuarios, Fomento a la lectura, Préstamo interbibliotecario.
  • Los servicios que presta la biblioteca pública habrán de ser públicos, abiertos y gratuitos; no obstante, si las condiciones lo permiten el estado podrá establecer tarifas o cuotas que no incidan en los servicios básicos y de acceso a la información, como por ejemplo: reprografía o fotocopiado, impresión de documentos, algunos talleres, servicios concesionados.
  • Servicios complementarios: Servicios digitales, Extensión bibliotecaria, Fotocopiado
  • Servicios digitales: Acceso gratuito y abierto a internet, Cursos para aprender el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación, Consulta a recursos digitales de información, Ferias electrónicas de empleo, Trámites de gobierno, Banca y compras en línea, entre otros.
  • Acceso a la biblioteca digital en el hogar.
  • Incorporar a los recursos digitales la señal de televisión abierta  y por cable como un servicio más de la biblioteca pública.
  • Servicios concesionados: cafetería, librería, papelería, máquinas expendedoras.
  • Incorporar programas de educación formal o informal a los servicios de la biblioteca, siempre y cuando no impidan la prestación de servicios regulares en las bibliotecas públicas.
  • El préstamo interbibliotecario podrá operar en las entidades que cuenten con las condiciones e infraestructura para realizarlo.
  • Servicios móviles: Implementación de bibliobuses u otros servicios móviles.
  • Señalización para identificación de áreas y servicios.
  • Ampliación y adecuación del horario a las necesidades de la comunidad (considerar sábados, domingos y días festivos).
  • Servicios de extensión bibliotecaria, entendida como la tarea de “…atender a las personas que no pueden asistir a la biblioteca, ofreciéndoles los servicios en el lugar y momento adecuados.” Ejemplos: bibliobús, cajas viajeras, visitas a hospitales, centros de la tercera edad, casas-hogar, centros de rehabilitación y centros de readaptación social, préstamo de libros vía telefónica o correo electrónico, entre otros. “Los posibles usuarios que, por un motivo u otro, no pueden utilizar los servicios normales de la biblioteca tienen derecho a la igualdad de acceso a ellos y, por lo tanto, la biblioteca debe esforzarse en poner a su disposición su material y servicios, para lo cual deberá organizar:

 

  • servicios de transporte especial, como bibliotecas ambulantes, barcos-biblioteca y otras formas de transporte para atender a quienes viven en zonas aisladas
  • servicios a domicilio para quienes no se pueden desplazar
  • servicios en las fábricas e industrias para sus empleados
  • servicios a quienes están recluidos en instituciones como prisiones u hospitales
  • equipos y material de lectura especiales para personas con alguna discapacidad física o sensorial, como los sordos e invidentes
  • materiales especiales para las personas con dificultades para aprender, como materiales de lectura fácil y cintas de audio
  • servicios a inmigrantes y nuevos ciudadanos para ayudarles a incorporarse en una sociedad diferente y darles acceso a los medios de comunicación de su cultura de origen.
  • comunicación electrónica, por ejemplo, catálogos de acceso en línea.
    • Incluir servicios culturales que permitan hacer de la biblioteca pública un espacio cultural vivo con actividades tales como: talleres, conciertos, exposiciones, cine, entre otros.
    • Servicios de usos múltiples: Apertura de más espacios y de mayor diversidad para la realización de múltiples actividades, la biblioteca como centro comunitario (impartición de clases de computación, de idiomas, realización de ferias de empleo, etc.).
    • Servicios de información a la comunidad: reunir información sobre la comunidad (histórica, turística, de salud, vivienda, legal, laboral, financiera, económica, administrativa) y facilitar el acceso a ella; recopilar y poner a disposición de las personas información de instituciones y empresas locales; prestar apoyo a los usuarios para el llenado de formatos o solicitudes para realizar trámites; información sobre actividades locales.
  • Servicios de promoción de la biblioteca y difusión de actividades.
  • Nuevos servicios (grupos de usuarios especiales).
  • Promover la formación de usuarios para el mejor aprovechamiento de los servicios de la biblioteca.
  • Promover la credencial única de usuarios que permita el uso de los servicios en la entidad sin importar su biblioteca de origen.

 

Colecciones

Para la inclusión de partidas presupuestales específicas y la gestión para el desarrollo de colecciones que reflejen las características y necesidades de la comunidad es imprescindible en la legislación estatal formular políticas efectivas, que fomenten la lectura, el conocimiento, la recreación y el desarrollo personal, así como ofrecer diversidad y actualidad en contenidos, formatos y soportes que respondan a los intereses de los usuarios.

Asimismo, es importante promover programas periódicos de descarte, con base en las políticas  generadas por la Dirección General de Bibliotecas y mediante la concertación de mecanismos administrativos y legales actualizados en cada entidad, que permitan la desincorporación de los acervos como bienes de consumo, y en tanto las autoridades estatales ofrezcan alternativas de reaprovechamiento, reasignación, reciclado de papel o desecho de los materiales, según corresponda, favoreciendo con ello la actualización del acervo y la creación de colecciones estatales que coadyuven a la preservación de la memoria local.

En este sentido se tendrán en cuenta:

  • Consideración de las colecciones de la biblioteca, independientemente de su procedencia, como un acervo único e indivisible.
  • Actualización y diversificación constante de las colecciones.
  • Las publicaciones editadas por el Estado, serán dirigidas a la Coordinación Estatal, área que tendrá la facultad de seleccionar aquellos materiales útiles y convenientes para la biblioteca pública.
  • Consideración de las propuestas de los usuarios para enriquecer el acervo.
  • Desarrollo y adquisición de colección braille, de audio y multimedia, lúdico entre otros.
  • Promoción  del desarrollo de colecciones en lenguas locales.
  • Preservación y promoción tanto de la cultura como de la memoria estatales. La Biblioteca Central Estatal podrá contar con una colección que preserve la cultura y la memoria de su estado y que lleve el nombre de la entidad.
  • Impulsar la contratación y adquisición de recursos digitales de información como complemento indispensable de las colecciones a disposición de los usuarios.
  • El gobierno estatal destinará una partida presupuestal para la adquisición de recursos en diversos formatos, a fin de dotar de contenidos a las bibliotecas públicas estatales y municipales. Responsabilidad de la coordinación estatal de aportar acervos digitales a las bibliotecas.
  • Preservación y conservación de las colecciones especiales.
  • Digitalización de acervos.
  • Dotación a las Bibliotecas Centrales Estatales de facultades e infraestructura básica que les permita realizar el procesamiento físico y técnico de los materiales bibliográficos de reciente adquisición.
  • La Coordinación estatal deberá contar con una unidad de procesos técnicos automatizados, ubicada de ser posible en la biblioteca Central Estatal o donde mejor convenga para sus efectos.
  • Brindar capacitación especializada al personal encargado de los procesos técnicos en cada entidad, ya que la integración de las colecciones en las redes estatales requiere personal calificado para realizar el proceso de acuerdo con la normatividad establecida por la DGB.
    • Será la Coordinación Estatal la responsable de supervisar y coordinar el proceso de          descarte en cada entidad, de conformidad con las políticas que para ello genere la Dirección General de Bibliotecas, así como de definir el destino final de los materiales.
    • La biblioteca pública y/o la Coordinación Estatal se reservan el derecho de aceptar la donación de materiales bibliográficos, tomando en cuenta la disponibilidad de espacio en las bibliotecas, la temática, vigencia y el estado de los materiales.

 

Fomento de la lectura

Desarrollar proyectos, programas, actividades y estrategias dirigidas a fomentar la lectura autónoma en todos los sectores de la población y en cualquier etapa de la vida, que promuevan la lectura como elemento fundamental para el desarrollo integral de la comunidad. La lectura autónoma se diferencia de la lectura utilitaria porque la primera no responde sino al gusto y al interés personales, mientras que la segunda está estrechamente relacionada con la escuela, los intereses profesionales, el trabajo y, en general las exigencias escolares y laborales. Ello, independientemente de propiciar la vinculación de la biblioteca con la educación formal mediante el desarrollo de espacios y ambientes que favorezcan la lectura como apoyo a los programas escolares y, muy especialmente, la ayuda a los alumnos para resolver satisfactoriamente sus tareas orientándolos hacia la bibliografía más adecuada. Estimular la formación de promotores estatales de lectura.

Reforzar el papel de las bibliotecas públicas como centros de lectura, encuentro lúdico y recreativo de la comunidad, enriquecer los contenidos temáticos de sus acervos y consolidarlas como espacios de actividad cultural.

Estos objetivos se lograrán a través de:

  • Desarrollar programas de formación específica para la labor de fomento a la lectura.
  • Se sugiere que el Estado implemente un programa integral de fomento a la lectura que coordine los esfuerzos de la Biblioteca Central Estatal, de la Secretaría de Cultura del Estado, de las Salas de Lectura y de todas las instancias promotoras en  la materia.
  • Promover la interacción con escuelas a través de visitas e invitaciones conjuntas escuela-biblioteca.
  • Fomentar la lectura en cada uno de los grupos objetivos que conforman la comunidad.
  • Vincular la tecnología con el fomento en los procesos formadores de la lectura.
  • Cuando el espacio lo permita, promover la creación de una sala juvenil en la biblioteca Pública
  • Crear y reforzar los hábitos de lectura en la población.
  • Impulsar la creación y aplicación de planes regionales y locales de lectura.

 

Accesibilidad e Inclusión

Basados en el principio de acceso universal al conocimiento, los servicios que otorga la biblioteca pública deben estar a disposición de todas las personas, para facilitar el acceso, el libre desplazamiento y un mejor aprovechamiento de sus instalaciones y servicios a las personas con discapacidad o con alguna limitación.
Es papel de la biblioteca pública, por tanto, impulsar nuevos esquemas para planear
actividades, integrar colecciones y otorgar facilidad de acceso a las instalaciones y servicios
bibliotecarios a grupos vulnerables bajo las premisas de accesibilidad y equidad. Asimismo, se deben promover desde la biblioteca acciones de integración y trabajo con la comunidad.

Entre los objetivos de accesibilidad e inclusión se contemplarán:

  • Accesibilidad para personas con discapacidad.
  • Accesibilidad al acervo para personas con discapacidad.
  • Atención a minorías lingüísticas.
  • Atención a internos de los centros de readaptación social.
  • Atención a analfabetos.

 

Tecnología, derecho y acceso a servicios digitales

Corresponde al Estado generar las condiciones para propiciar la mejora y fortalecimiento de la infraestructura informática y de telecomunicaciones que favorezca el desarrollo y prestación de los servicios bibliotecarios. Entre otras cuestiones se debe: Promover la formación de usuarios de la información a través de la planeación de actividades continuas; ampliar la colaboración con los municipios así como establecer acuerdos con las organizaciones civiles y las comunidades para extender y garantizar la conectividad y el acceso a servicios digitales en bibliotecas públicas; asegurar el derecho de acceso a la información, a Internet y a las tecnologías a través de la biblioteca pública.

Para ello se hace necesario respaldar y promover lineamientos que permitan a la biblioteca pública cumplir su función de facilitar el acceso y uso de la información, en lo particular por medio de las tecnologías e internet, sin restricciones y sin menoscabo de los derechos de autor.

Es responsabilidad de todos los gobiernos asumir el compromiso de ampliar de manera permanente el acceso a la información documental, electrónica y digital en las bibliotecas públicas en igualdad de condiciones. El estado deberá otorgar recursos a los municipios para que puedan rentar equipos y pagar la conectividad. Asimismo, el Coordinador Estatal tendrá facultades que le permitan gestionar recursos de conectividad para bibliotecas públicas que estén bajo su responsabilidad, asegurando un mínimo de 10 MB de ancho de banda para las bibliotecas públicas de su entidad, según sus condiciones de infraestructura.

En este punto se revisarán:

  • Acercamiento del bibliotecario y de la población a sistemas de comunicación e información.
  • Políticas de conectividad.
  • Favorecimiento del uso de las tecnologías de la información.
  • Apoyo a la modernización tecnológica.
  • Asegurar el mecanismo de vinculación con las Secretarías de Telecomunicaciones de cada entidad para la gestión de conectividad en las bibliotecas (proyecto sociedad del conocimiento, e-México, etc.).
  • Respeto a la privacidad y confidencialidad.
  • Atención al derecho y acceso a la información y conocimiento.
  • Acceso a la información pública.
  • Promoción de la creación de bibliotecas digitales.
  • Formación de usuarios en acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación y habilidades informacionales en el ámbito de las mismas.

Formación y capacitación del personal bibliotecario

El personal bibliotecario de la Red Nacional, motor fundamental que opera las bibliotecas públicas y que hace posible su funcionamiento, debe estar constituido por servidores públicos permanentemente capacitados, preferentemente formados en el área o bien, entrenados en las diversas áreas de desempeño de la biblioteca: técnica, de servicios, de promoción, así como de gestión, administración y coordinación, según sea la labor a su cargo. Para ello, es imprescindible que cada Red Estatal o Delegacional defina el perfil de sus bibliotecarios, en el cual se especifiquen las funciones, habilidades y competencias que deben cubrir. En este sentido, la inclusión de estos aspectos en la legislación bibliotecaria de los estados debe permitir que el personal con experiencia y que acredite su constante capacitación no sea removido arbitrariamente de sus puestos, así como ofrecer elementos para establecer los regímenes de contratación, entre ellos la selección de personal de nuevo ingreso mediante concurso. Cada biblioteca debe contar con personal suficiente y convenientemente capacitado para la prestación adecuada de los servicios.  
Gestionar la promoción de homologación de puestos por parte del estado o municipio para la labor bibliotecaria, por medio del análisis, descripción y evaluación de puestos, implementación de técnicas de reclutamiento y selección, establecimiento de planes salariales, que contemple programas de estímulos para los bibliotecarios, incluidos los encargados de Bibliotecas Centrales Estatales; que incluya la supervisión del comportamiento y clima organizacional; que se brinden condiciones de salud y seguridad laboral, relaciones laborales y se aplique la evaluación del desempeño y la administración del talento.
Implementar un modelo alternativo de capacitación a distancia que permita optimizar tiempos y reducir costos para ofrecer al personal bibliotecario conocimientos actualizados y nuevas herramientas tecnológicas.
En este sentido, se considera necesario revisar:

  • Profesionalización de directivos.
  • Profesionalización del bibliotecario.
  • Promover la profesionalización del bibliotecario en instituciones de educación superior.
  • Especialización del personal.
  • Definición y apego a los perfiles para su contratación.
  • Formación de bibliotecarios.
  • Formación de instructores a los bibliotecarios, para capacitar a los usuarios.
  • Formación y capacitación del bibliotecario mediante el uso de los servicios tecnológicos.
  • Establecer dinámicas de lectura en los bibliotecarios con apoyo de la tecnología.
  • Promoción de programas, proyectos y acciones para fortalecer la función bibliotecaria (El bibliotecario como promotor de su biblioteca).
  • Capacitar al bibliotecario para que adquiera habilidades orientadas a la gestión de  recursos, mercadotecnia y otras necesarias para su desempeño.
  • Estabilidad del personal capacitado.
  • Regímenes de contratación.
  • Capacitación y actualización permanente del bibliotecario.
  • Nombramiento y remuneración acorde con el perfil.
  • Categorización del personal y creación de organigramas.
  • Permanencia del personal bibliotecario con mayor capacitación, desempeño y eficiencia laboral.

Infraestructura

El espacio físico de la biblioteca pública es un elemento primordial al otorgar los servicios. Por ello, la legislación deberá considerar el mantenimiento y renovación de espacios físicos, el equipamiento y la provisión de recursos materiales a fin de contar con locales cómodos y funcionales que permitan elevar la calidad de atención a los usuarios y el acceso de todos los sectores de la población, especialmente de las personas con discapacidad, al mismo tiempo que aseguren el resguardo de las colecciones, con base en la normativa y los lineamientos aplicables.
Corresponde a los gobiernos estatales y municipales mejorar y fortalecer a las bibliotecas públicas mediante el mantenimiento permanente de la infraestructura,  la dotación  de mobiliario y acervo,  así como el reforzamiento y actualización periódicos de los recursos informáticos y de telecomunicaciones. En este sentido, es recomendable impulsar la adquisición de recursos digitales bibliográficos, pago de conectividad y equipamiento, a fin de favorecer los servicios digitales y la consulta por Internet; asimismo, apoyar programas nacionales de alfabetización informática y promover estrategias para la formación de usuarios de la información.  
Se tendrán en cuenta en este aspecto:

  • Implementación de medidas de protección civil, tales como mecanismos contra incendios, salidas de emergencia, señalamientos y personal con conocimientos de primeros auxilios, entre otros.
  • El gobierno estatal deberá gestionar la preservación y restauración de edificios históricos y artísticos ocupados por bibliotecas públicas y garantizar el funcionamiento adecuado de sus instalaciones.
  • Remodelación, ampliación y renovación de locales.
  • Mantenimiento y seguridad de instalaciones, mobiliario, equipo y acervo.
  • Ergonomía y ambientación.
  • Diseño y remodelación de espacios acordes con pautas, lineamientos y normativa nacional, o internacional con flexibilidad para adaptarse a nuevos servicios y cambios.
  • Promover y difundir el espacio bibliotecario a través de actividades que hagan visible a la biblioteca como edificación y como centro de actividad cultural. Es decir, organizar actividades de carácter cultural, educativo, social y difusión en el espacio bibliotecario que le den al recinto mayor visibilidad.

Integración de un Consejo o  Comité Técnico

Propuesta de creación de un consejo de la red estatal de bibliotecas públicas con carácter de órgano consultivo, integrado por representantes expertos de los sectores educativo, cultural (Consejo o Instituto de Cultura, Coordinación de Bibliotecas y Biblioteca Central), editorial, bibliotecológico, de la industria de las tecnologías de la información y la comunicación, entre otros, pertenecientes a cada entidad. Dicho Consejo tendrá como objetivo proponer políticas de: acervo, imagen, funcionamiento, servicios, apoyos, difusión, programas que fortalezcan el desarrollo integral de la red, que promuevan su modernización y contribuyan en la definición de proyectos, gestión de recursos y mejora constante de la infraestructura bibliotecaria del estado.
En este sentido debe estudiarse y determinarse:

  • Integración, responsabilidades, funciones, atribuciones.
  • Definición de políticas para el desarrollo de colecciones y servicios.
  • Financiamiento y gestión  de recursos.
  • Impulso del desarrollo y modernización de las bibliotecas públicas.
  • Formulación de programas y proyectos de trabajo a corto, mediano y largo plazo.
  • Evaluación y seguimiento de programas y proyectos.

Marco Jurídico

La biblioteca pública debe regirse por el marco jurídico específico que cada Congreso Estatal genere a su favor, y deberá tomar en cuenta otras disposiciones legales afines al ámbito de su competencia, tales como leyes nacionales relacionadas con la educación, el fomento a la lectura, derechos de autor, derechos de las personas adultas mayores, personas con discapacidad, derechos lingüísticos de los pueblos indígenas, la no discriminación, así como por aquellas medidas de protección civil, transparencia, bienes nacionales, impuesto sobre la renta, el manifiesto y directrices de la IFLA, además de las disposiciones que se generen y le sean aplicables.

El establecimiento de este marco jurídico pretende:

  • Promoción de la elaboración de la iniciativa de ley estatal de bibliotecas públicas.
  • Aplicación de normas, recomendaciones y directrices nacionales e internacionales.
  • Difusión del marco jurídico.
  • Actualizar cada vez que se requiera los instrumentos jurídicos estatales, municipales y federales.
  • Promover la generación por parte del estado  de un instrumento que permita la deducibilidad de impuestos, a partir de beneficios y donativos que reciban las bibliotecas.
  • Promover que el estado incluya dentro del presupuesto destinado a cada H. Ayuntamiento, las partidas correspondientes a salarios, mantenimiento de inmuebles y gastos operativos (talleres, viáticos, pasajes, papelería e insumos varios para el funcionamiento de la biblioteca).
  • Definición de responsabilidades del gobierno estatal y de los gobiernos municipales en relación con las bibliotecas públicas. Que el municipio gestione la participación de la iniciativa privada y la sociedad civil en el financiamiento para la mejora de la biblioteca, tanto en su infraestructura como en la prestación de servicios.
  • Promover que las plazas de los bibliotecarios sean centralizadas en el gobierno estatal.

 

Calidad

Fortalecer la Red Estatal procurando la permanencia, mejora y continuidad de servicios con base en los compromisos adquiridos según las actas de cabildo o convenios. Aplicación de encuestas periódicas sobre necesidades específicas de los usuarios y sus requerimientos de lectura, información y cultura de la comunidad, además de realizar estudios de satisfacción e implementar indicadores de desempeño, entre los que se pueden considerar por ejemplo: actividades culturales y artísticas, y asistentes a las mismas, en los casos en que la biblioteca cuente con espacio y condiciones para realizarlas; talleres y cursos; personal capacitado; consultas realizadas y préstamo a domicilio; entre otros.

Generar evaluaciones a través de instituciones certificadoras o bien fomentar las certificaciones bajo normas ISO 9000, especialmente para las bibliotecas centrales o regionales y promover, con base en ello, reconocimientos estatales y nacionales para aquellas bibliotecas que destaquen por la buena calidad de sus servicios.

Se fomentarán:

  • Realización de estudios de usuarios.
  • Detección de necesidades de la comunidad.
  • Aplicación de encuestas periódicas anuales.
  • Análisis de la eficacia, calidad y orientación en el servicio.
  • Establecimiento de indicadores de desempeño.
  • Reconocimiento de la biblioteca pública como motor de la mejora personal y social.

 

Convenios y vinculación

La Red Estatal debe promover el establecimiento de convenios de cooperación entre las bibliotecas públicas de una misma entidad, que permitan compartir, además de recursos informativos, tecnológicos, culturales y educativos, rutinas de trabajo, procedimientos para el otorgamiento de los servicios, colaboración técnica entre el personal y retroalimentación de experiencias exitosas. Con la finalidad de atender las necesidades de sus usuarios, así como apoyar su sostenimiento, desarrollo y modernización, la biblioteca pública establecerá vínculos de colaboración con organizaciones del sector público, privado, social y educativo con las que pueda compartir información, programar actividades o elaborar proyectos de interés común.

Es necesario que todas las autoridades estatales y municipales se coordinen en la tarea de instrumentar planes y propuestas para gestionar con instituciones de los sectores público, privado y con organizaciones de la sociedad civil, convenios de colaboración orientados a la sostenibilidad y desarrollo de las bibliotecas públicas.

Para esta labor de coordinación se fomentarán:

  • Actividades interactivas de tipo cultural, académico o de promoción. 
  • Apoyos de la iniciativa privada para la actualización y el funcionamiento de la biblioteca  pública.
  • Participación de dependencias e instituciones en beneficio de la biblioteca pública.
  • Generación y firma de convenios de colaboración para la ejecución de programas y acciones en beneficio de la biblioteca pública.
  • Establecimiento de vínculos con organizaciones bibliotecológicas nacionales e   internacionales.
  • Promoción de la tarea editorial y participación en los consejos  editoriales  del  estado.
  • Fomento a la creación de bibliotecas públicas en los municipios y dependencias estatales.
  • Acuerdos sobre permanencia del local.
  • Financiamiento para el funcionamiento de la biblioteca pública.
  • Participación ciudadana.
  • Creación de patronatos y/o gestión de apoyos a partir de la iniciativa privada.
  • Realización de acciones que aseguren un financiamiento adecuado, suficiente y sostenido.
  • Generar un directorio de instituciones nacionales e internacionales, con la finalidad de establecer vínculos que faciliten la comunicación y el intercambio con dichas instituciones.
  • Suscribir actas que apuntalen los recursos para la operación de programas específicos   de las bibliotecas públicas.

 

Generalidades

Con el fin de mantener el nivel de los servicios necesarios para el desempeño de sus funciones, la biblioteca pública debe estar respaldada por una legislación que incluya, además de los temas centrales, aspectos básicos como los siguientes:

  • Concepto de biblioteca pública

 

La biblioteca pública ha evolucionado desde la visión tradicional que la consideraba un repositorio de libros, hasta lo que hoy se concibe como un centro de información para el ciudadano; un lugar de estudio  e investigación; un centro cultural en el que se fomenta la lectura; un centro social con funciones plurales y motor clave de actividades creativas, productivas y de recreación, así como punto de reunión y encuentro de la comunidad; un espacio que promueve el desarrollo integral de los individuos sin distinciones de ninguna índole y con atención específica a comunidades vulnerables, que impulsa el interés por explorar nuevos mundos y alternativas de conocimiento y cultura; un centro cada vez más dinámico de integración, acceso y formación en el uso de las tecnologías; un espacio fundamental para preservar, apoyar, promover y difundir la cultura y la identidad, además de ser agente de cambio del desarrollo social y educativo de las personas.

  • Finalidades de la biblioteca pública

 

Entre sus finalidades están las de fomentar el hábito a la lectura, garantizar el acceso al conocimiento, facilitar la expresión cultural, la autoeducación, preservar y difundir el patrimonio cultural local y nacional, así como fomentar la creatividad y el desarrollo de las nuevas tecnologías.

  • Concepto de Red

 

Las autoridades estatales se comprometen a organizar y operar el funcionamiento de las bibliotecas públicas mediante la estructura de red, comprendida por todas las bibliotecas municipales y regionales, articuladas a partir de la biblioteca central estatal. Se entiende como concepto de red a un conjunto homogéneo de unidades de servicio, organizadas y coordinadas, que se encuentran regidas por un mismo marco normativo y técnico con el objeto de beneficiarse de dicha estructura para proporcionar mayor calidad a los servicios bibliotecarios, por medio de iniciativas de colaboración que faciliten los recursos informativos y la atención de necesidades de acceso al conocimiento y a la cultura, además de la instrucción y entretenimiento de los usuarios a los que prestan servicio.

El trabajo en red de una biblioteca constituye un camino viable para lograr el acceso universal a la información y el conocimiento, así como contribuir a detonar procesos de equidad y democratización en las sociedades cada vez más globales.

El aprovechamiento de las tecnologías y los recursos digitales o en línea, como medio para el trabajo en red, es uno de los principales retos a asumir. No obstante, el sustento del valor de una red bibliotecaria radica en la articulación humana integrada a partir de esfuerzos de corresponsabilidad, comunicación y gestión compartida, que requiere de la formación y capacitación del bibliotecario.

La ley deberá contemplar los siguientes puntos:

  • Exposición de motivos.
  • Glosario de términos.
  • Sanciones.
  • Expedición del reglamento de la ley.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Leyes de bibliotecas en México:

  • Chihuahua: Ley Estatal de Bibliotecas (20 de septiembre del 2006).
  • Distrito Federal: Ley de Bibliotecas  del Distrito Federal (22 de enero de 2009).
  • Durango: Ley del Libro  y Bibliotecas Públicas del Estado de Durango (7 de junio de 2009).
  • Guerrero: Ley Estatal de Bibliotecas Numero 565 (21 de enero de 2005).
  • Sinaloa: Ley de Bibliotecas del Estado de Sinaloa (18 de mayo de 2001).
  • Zacatecas: Ley de Bibliotecas Públicas del Estado de Zacatecas (28 de febrero de 2006).
  • Tlaxcala: Ley  de Bibliotecas del Estado de Tlaxcala (9 de abril de 2003).
  • Reforma a la Ley General de Bibliotecas del Colegio Nacional de Bibliotecarios (15 de septiembre de 2008).

Leyes de bibliotecas en América Latina y España:

  • Ley Número 1379  (15 de enero de 2010) Por la cual se organiza la Red Nacional de Bibliotecas Públicas  y se dictan otras disposiciones (Colombia). Consultada por última vez el 21 de mayo de 2010. Disponible en: http://www.mincultura.gov.co/recursos_user/Ley%201379%20Bibliotecas.pdf
  • Orgánica y Gestión de las Bibliotecas Públicas de Chile. Consultada por última vez el 21 de mayo de 2010. Disponible en: http://travesia.mcu.es/portalnb/jspui/bitstream/10421/816/1/comunicaci%F3n%2018.pdf 
  • Ley Número 12351 10/2007 (22 de junio) de España.  Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas. Consultada por última vez el 21 de mayo de 2010. Disponible en:

http://www.ediciona.com/documents/recursos/Ley_de_la_Lectura_del_libro_y_de_las_Bibliotecas.pdf 

  • Ley de Perú Legislación bibliotecaria. Consultada por última vez el 21 de mayo de 2010. Disponible en:   http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/161/16100403.pd

Programas Nacionales:

  • Programa Nacional de Cultura 2007-2012. México (Ejes rectores 2 y 7).

Lineamientos Internacionales:

  • Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 19.
  • Directrices IFLA/UNESCO para el desarrollo del servicio de Bibliotecas Públicas.

http://archivos.diputados.gob.mx/Centros_Estudio/Censop/Eje_tematico/d_gvulnerables.htm

Otras Leyes:

  • Ley de Protección Civil de Puebla.
  • Ley de Protección Civil de Yucatán.

Reglamentos:

  • Reglamento de Construcción para el D.F.
  • Reglamento del Consejo Promotor para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad.

Normas:

  • Norma Oficial Mexicana NOM-173-SSA1-1998 para la atención integral a personas con discapacidad. Secretaría de Salud.
  • Normas Uniformes sobre  la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas. Nueva York, 1994. Aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su cuadragésimo octavo período de sesiones mediante resolución 48/96 del 20 de noviembre de 1993.

Manuales:

  • Manual de Evaluación, Dictamen y Certificación de Edificios para su uso por Personas con Discapacidad.
  • Manual para Promotores de bibliotecas. Colección Biblioteca del Bibliotecario. Dirección General de Bibliotecas, AMBAC, ALA. México, 2003.

Documentos:

  • La CNDH solicita al Congreso de la Unión una Ley específica sobre la accesibilidad de personas con discapacidad.