Buscar el sitio    
 
FaceBook  Twitter  YouTube
Inicio / Congresos
Imprimir
Descarga el documento en PDF

 

El 9 y 10 de octubre de 2013, en el Centro Cultural y de Convenciones El Carmen de la Ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, se llevó a cabo el Decimotercer Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas “La biblioteca pública como espacio social”, en el marco de las celebraciones de los 30 años de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y el Año Conmemorativo Dr. Belisario Domínguez Palencia, el cual tuvo como principal objetivo reunir a los profesionales, bibliotecarios, estudiantes y en general a los interesados en el campo de las bibliotecas públicas para evaluar, analizar y reflexionar sobre la biblioteca pública como espacio incluyente y promotor de la democracia.

En este foro de reflexión, que reunió a más de setecientos asistentes, fueron expuestos temas de gran relevancia en tres mesas de discusión: “La biblioteca pública y la democratización del conocimiento”, “La dimensión social de la biblioteca pública” y “El papel del bibliotecario como mediador de la lectura”. Asimismo, se impartió la conferencia magistral “La biblioteca pública como espacio social” por el Dr. Emir José Suaiden; la plática “La librería y la biblioteca pública” del Lic. Gerardo Jaramillo Herrera; la presentación de la página web “Red Nacional de Bibliotecas Públicas” a cargo del Lic. Teófilo Huerta, y el video conmemorativo de esta Red Nacional con motivo de sus 30 años de presencia en la vida social, académica y cultural de México.

También se impartieron seis talleres: “Enriqueciendo la oferta de servicios hacia la comunidad: alternativas de desarrollo para todos”, “Desarrollo de nuevos servicios digitales en la biblioteca”, “Nuevas competencias del bibliotecario moderno”, “Detección de necesidades de la comunidad para la creación de nuevos servicios”, “Fomento a la lectura en comunidades vulnerables” y “Jóvenes y espacios sociales, nuevas oportunidades para la biblioteca”, además de llevarse a cabo la reunión anual de Coordinadores Estatales de Bibliotecas Públicas y una feria de productos especializados en el ámbito bibliotecario integrada por 18 expositores.

En la conferencia magistral “La biblioteca pública como espacio social”, dictada por el Dr. Emir José Suaiden, Director del Instituto Brasileño de Ciencias de la Información y Tecnología (IBICT), se analizó el papel tan importante que la biblioteca pública tiene en el desarrollo y la democratización de los países, principalmente los latinoamericanos. En la exposición el autor realizó una analogía entre los programas de bibliotecas públicas de México y de Brasil.

En la primera mesa de discusión: “La biblioteca pública y la democratización del conocimiento”, con la participación de los panelistas Gilberto Ruiz Cáceres (Coordinador de Extensión Universitaria y Difusión  de la Universidad Intercultural de Chiapas), Laura Ruiz Pérez (Directora de Programas Sociales en la Universidad Virtual del TEC de Monterrey) y Jorge von Ziegler (Coordinador de la Agenda Digital del Conaculta), se discutieron los procesos de generación de conocimiento, los cuales se dan a través de la creación de conocimiento para la democratización social, misma que surge de la investigación de diferentes instituciones y universidades, que se divulgan y difunden en los ámbitos tecnológicos. Sin embargo, se expuso que los resultados y reportes de estas investigaciones no llegan a la biblioteca pública, a lo que se suma la falta de alfabetización informacional de los usuarios que no saben cómo acceder y recuperar la información adecuadamente.

Se expuso la estrategia de la Agenda Digital Nacional y los aspectos a considerar en el sector de la cultura. En este sentido, bajo las políticas públicas de selectividad, difusión y socialización del conocimiento; el Conaculta ha asumido el compromiso de integrar a la biblioteca pública en estas políticas de inclusión digital, conformando la Agenda Digital de Cultura, la cual pretende enlazar a diferentes instancias con dependencias federales de cultura y de otros órdenes como universidades, asociaciones, instituciones, etc., para integrar todas las visiones, más allá del tema de la conectividad, con temas como política nacional, contenidos culturales, creatividad y artes digitales, tecnología, educación, apropiación digital, difusión y comunicación, conectividad e inclusión social, derechos de autor, interés social y acceso del público a la cultura, investigación y desarrollo y gobierno digital.

En la segunda mesa de discusión: “La dimensión social de la biblioteca pública”, la cual contó con la participación de Carolina Maillard Mancilla (Tutora del diplomado en línea “Gestión de bibliotecas públicas”, de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile), María Asunción Mendoza Becerra (Presidenta de la Asociación Mexicana de Bibliotecarios, A. C.), María Teresa Pérez Cruz (Responsable de la Biblioteca del Faro de Oriente), y Socorro Venegas Pérez (Subgerente de obras para niños y jóvenes del Fondo de Cultura Económica), se reflexionó en torno a las bibliotecas públicas como espacios “vivos”, dinámicos, donde la información es accesible para todos los ciudadanos de una localidad, estado o país, con el propósito de mantener actualizada a la sociedad en las diferentes áreas del conocimiento. Puntualizaron que como organismo social y cultural debe participar activamente en el cambio de la sociedad de acuerdo a sus necesidades educativas.

En cuanto a la experiencia chilena, se comentó que han trabajado con el enfoque de género o enfoque inclusivo, siguiendo las directrices de la IFLA/Unesco, en donde enfatiza que los edificios de las bibliotecas deben ser amplios y confortables y que deben jugar un papel protagónico en la democratización de la sociedad.

Por su parte en México, se retomó la experiencia de la Biblioteca del Faro de Oriente, que inició sus servicios en 2000, equipada primeramente como el Libro Club más grande de la ciudad de México, y que ahora ofrece una gran variedad de actividades de fomento y promoción de la lectura.

Para concluir las reflexiones de esta mesa, las participantes puntualizaron que una política pública se construye desde la sociedad, y en este sentido, bibliotecarios, promotores de lectura y gestores de cultura tienen un papel importante para construir una sociedad más equitativa.

En el segundo día de trabajo se llevó a cabo la plática: “La librería y la biblioteca pública” a cargo del Lic. Gerardo Jaramillo Herrera (Director General de EDUCAL), en donde expuso cómo fueron los lectores de ayer y cómo son los de hoy, y vislumbró cómo serán los lectores del futuro, a partir de los cambios que en el uso del libro y los modos de leer han traído consigo los avances tecnológicos.

Asimismo, mencionó que hoy en día los jóvenes utilizan Google, Wikipedia, YouTube, etcétera, obteniendo una inmensa descarga de archivos en una laptop, en un iPod, en un teléfono celular, por lo que se consideran nativos digitales, y enfatizó que es una nueva modalidad de consumir los productos culturales.

Anteriormente la biblioteca pública era el espacio para realizar las actividades culturales, hoy desde un móvil accedemos a una gran variedad de artículos de lectura y juegos, es por ello que ésta tiene que encontrar la fórmula para no desaparecer. De esta manera, se plantearon algunos cuestionamientos como: ¿Cuántas librerías virtuales y físicas conocemos?, ¿quién debe disminuir la brecha cultural?, ¿en dónde comprar, vender o adquirir? Entonces, ¿estaríamos hablando que si conocemos más librerías físicas somos contemporáneos, y si hablamos más de conocer bibliotecas virtuales somos de la nueva generación?

Finalmente Jaramillo Herrera afirmó que en el continente europeo el mismo contenido en un libro impreso cobra un valor más alto que en el libro electrónico, ya que éste implica accesibilidad para todos; y aunque estas dos modalidades convergen, el libro impreso se sigue imponiendo.

La última mesa de discusión: “El papel del bibliotecario como mediador de la lectura” con la participación de María Azucena Galindo Ortega (Directora General de IBBY México/A Leer), Daniel Goldin (Director de la Biblioteca Vasconcelos) y Verónica Juárez (Consultora para bibliotecas y centros de información), inició con los siguientes cuestionamientos: ¿Cómo leemos en nuestras bibliotecas a partir de un diálogo improvisado y no de un soliloquio?, y ¿por qué es importante la formación de lectores?

La reflexión se estableció a partir de entender al bibliotecario como mediador para el desarrollo de competencias lectoras, y la formación de lectores desde la visión de una biblioteca pública como organismo vivo. Se mencionó que se puede cambiar la perspectiva de la mediación de la lectura, partiendo de usuarios activos, que digan lo que saben y lo que desean saber; de sus saberes invisibles. Asimismo, se abordaron las competencias lectoras para la construcción de la ciudadanía, donde se posibilita la escucha y la comprensión, y la oralidad como facilitadora de diálogo con los usuarios, el bibliotecario proactivo conocedor de su acervo.

Los ponentes señalaron la importancia de reforzar el papel del bibliotecario no sólo como experto para clasificar libros, sino más bien como conocedor del acervo, para que busque la información junto con el usuario. En el entender de un bibliotecario proactivo, tendiente a desarrollar competencias de mediar, saber escuchar y saber ayudar a los usuarios, conocedor de la comunidad y de sus demandas de información.

Para concluir, es importante mencionar que el Congreso brindó un espacio de convivencia que permitió la integración, el intercambio de ideas y opiniones de los miembros de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y de todos aquellos interesados en conocer, discutir y analizar los temas que convierten a la biblioteca pública en un espacio social, democrático, cultural y promotor de la lectura con nuevas oportunidades de crecimiento ante este nuevo contexto digital.

Dra. Rosa Elba Chacón Escobar
Directora de Desarrollo Bibliotecario
Universidad Autónoma de Chiapas